¡Cree una ahora!

Carrito

Cerrar

No hay productos en el carrito.

agosto 5, 2020
  1. Gestión de la presión de las llantas.

Es muy importante realizar controles regulares de la presión de los neumáticos, porque ésta disminuirá naturalmente con el tiempo. La llanta nueva disminuirá 70 kPa (0.7 kgf/cm2) dentro de un mes.

La presión baja en las llantas trae los siguientes peligros:

  • Desgaste anormal de las llantas.
  • Paredes laterales deformadas (el alambre de acero se separa del caucho).
  • Las paredes laterales se rompen fácilmente.
  • Mayor consumo de combustible.
  1. Peligros de alta presión en las llantas:
  1. Daño de neumáticos
  • La disminución de la capacidad de amortiguación y la resistencia a los golpes conduce a más cables de acero rotos o reventones de neumáticos
  • Un área de contacto más pequeña entre el neumático y el suelo conduce a un desgaste más rápido, especialmente en el centro, lo que resulta en una vida útil más corta del neumático
  • Mayor deslizamiento
  1. Daño del rin por mayor vibración.
  2. Daño a los componentes del vehículo.

La presión alta de los neumáticos aumenta las vibraciones y daña los componentes del vehículo, mientras que la presión adecuada de los neumáticos tiene una mejor capacidad de amortiguación (Cuando la presión de los neumáticos se mantiene a 10 kg/cm², la vida útil de los neumáticos se puede extender en un 40%).

  1. Rotación de las llantas

El desgaste irregular de las llantas se convierte en una preocupación cuando se transporta carga pesada. La rotación adecuada de las llantas puede extender la vida útil de los neumáticos.

Trate de realizar en 2 a 3 rotaciones hasta que las llantas estén completamente desgastadas, si es posible, gire las llantas entre diferentes ejes para obtener mejores resultados. Al usar llantas dobles, las llantas internas generalmente soportan más peso y absorben más calor de los frenos.

Puntos clave de la rotación de neumáticos:

1. Cambiar la dirección de rodadura

2. Gire entre las ruedas delanteras, las ruedas del remolque y los ejes de transmisión.

3. La frecuencia de rotación de los neumáticos debe ser mayor durante la etapa inicial de desgaste.

×